Trabajadores del Buenos Aires Design protestan por el cierre del shopping

Vence la concesión otorgada a Emprendimientos Recoleta S.A., cuyo accionista mayoritario es IRSA -la desarrolladora inmobiliaria de Eduardo Elsztain- dueña de los principales shoppings del país.

Empleados que trabajan en restaurantes, bares y en locales de venta de productos de decoración del centro comercial salieron a las 8.30 con bombos y platillos en una ruidosa protesta que contó con el respaldo de algunos automovilistas, en la que pidieron que los dejen quedarse hasta que se realice la nueva concesión. Desde IRSA consideraban que contarían con un plazo, una vez vencido el contrato, que permitiría a los comercios seguir funcionando.

Los comercios del shopping se quejan del corto plazo con el que fueron notificados, ya que aseguran que recién el viernes pasado recibieron la orden de que debían abandonar el espacio.

La empresa IRSA confirmó que el gobierno de Rodríguez Larreta terminó la concesión de forma unilateral. Los empleados del shopping, a través de un comunicado, solicitaron que se otorgue a los actuales locatarios un permiso transitorio de uso, o una tenencia precaria, para luego proceder a la "inmediata devolución de los locales en cuanto así lo requieran los tiempos del nuevo proyecto". Los trabajadores no descartan hacer un corte de calle en avenida Libertador y Pueyrredón este miércoles para pedir la continuidad laboral. Sin embargo, Gabriel Campins, representante de la Cámara de Empresarios Madereros y Afines reclamó que "estábamos en diálogo hasta hace una semana con la posibilidad de prolongar los contratos con modificaciones hasta que el Gobierno porteño tomara una decisión concreta. La idea era evitar asumir el costo de la mudanza hasta que pasara el momento crítico". Más de la mitad de los locales ya habían cerrado sus puertas en los últimos meses.

En rigor, el proyecto del oficialismo planteaba un período de hasta 70 años y promovía la declaración de "innecesario" del predio con la incorporación de la figura del "derecho real de superficie", incluida en el nuevo Código Civil y Comercial, como mecanismo alternativo al proceso de concesión.

La concesión arrancó en 1993 y diez años después se hizo una prórroga, que permitió a los sublocatarios extender el contrato con la administración.

  • Monte Muniz