Trump firma orden restringiendo solicitudes de asilo

La organización de defensa de los derechos humanos ACLU dijo que "la ley estadounidense permite específicamente a los individuos que postulen al asilo sin importar si están o no en un puerto de entrada".

Esta nueva regla federal emitida por el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia fue tomada tras la reciente caravana de migrantes provenientes de Centroamérica que buscan cruzar la frontera estadounidense huyendo de la violencia y para mejorar su calidad de vida.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció hoy cambios en las políticas migratorias de concesión de asilo en la frontera con México, que conllevarían, si el mandatario lo requiere, reducir las opciones para demandar este amparo.

Las nuevas restricciones al derecho de solicitud de asilo se basan en el prerrogativa que permitió a Trump emitir en 2017 su veto migratorio a los refugiados y ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

"Esta suspensión limitada facilitará las negociaciones en curso con México y otros países sobre los acuerdos de cooperación adecuados para prevenir la masiva migración ilegal hacia los Estados Unidos a través de la frontera sur", se lee en la proclama, dejando claro que va a usar esta acción como herramienta ventajosa en las negociaciones con México y países del conocido Triángulo Norte centroamericano (Honduras, Guatemala, El Salvador).

En síntesis, bajo la modificación, a la espera de una proclamación oficial de Trump, los inmigrantes que cruzan de forma irregular la frontera no podrían solicitar asilo en el país y solo podrían hacerlo quienes acceden por puntos de acceso autorizados.

"Hoy, utilizamos la autoridad que nos dio el Congreso para prohibir (el acceso) a los inmigrantes que violan cualquier suspensión presidencial sobre llegadas (al país) u otra restricción para poder ser elegido asilado", señalaron la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el fiscal general interino, Matt Whitaker, en la nota.

Trump ha asegurado que los inmigrantes que llegaban irregularmente por el límite fronterizo con México pedían asilo para no ser deportados y para quedar en libertad mientras se resolvía su situación.

Generalmente, las autoridades liberan a los solicitantes mientras se gestionan sus casos porque estos no suponen un peligro y por la falta de espacio en los centros de detención, que Trump pretende ampliar. Nuestro sistema de asilo está abrumado con demasiadas solicitudes de asilo sin mérito de extraterrestres que imponen una carga tremenda en nuestros recursos, lo que nos impide poder otorgar rápidamente el asilo a quienes realmente lo merecen.

Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, en enero de 2017, se deniegan muchas más solicitudes que antes, según las organizaciones que defienden a los migrantes.

Trump ha calificado de "invasión" una caravana de migrantes centroamericanos que se acerca a Estados Unidos por México.

  • Leon Brazil