Trump se jacta del "tremendo éxito" en las elecciones de EE.UU

Muchos en la base demócrata, incluyendo donantes multimillonarios como Tom Steyer de "NextGen America", han aumentado las presiones para que se inicie un juicio político contra Trump. Trump puede arrastrar el desgaste de ciertos miembros de su partido.

Pelosi responds to Trump's retaliation threats if Dems subpoena his taxes or pursue investigations: "We have a responsibility to oversight ".

Sin embargo, las altas expectativas de los demócratas que indicaban una "ola azul" se han visto deslucidas por la victoria republicana en el Senado, donde los conservadores mantendrán la mayoría e incluso, previsiblemente, será mayor.

Preguntado por si no le sería posible negociar con los demócratas en temas legislativos al mismo tiempo que se opone a cualquier investigación en su contra, Trump respondió que no.

Tras la derrota republicana en la Cámara Baja, está claro que el mandatario no aparcará su tono combativo.

Las primeras elecciones nacionales desde que Trump llegó a la Casa Blanca en una sorprendente votación en 2016 representan un referendo sobre un presidente polarizador y una prueba que determinará si los demócratas pueden transformar la energía de la resistencia liberal anti-Trump en una victoria en las urnas.

Trump y los republicanos habían atacado el liderazgo de Pelosi durante la campaña y algunos demócratas prometieron no apoyarla para la presidencia.

"Ellos (los demócratas) pueden entrar en ese juego, pero nosotros podemos jugarlo mejor, porque tenemos una cosa llamada el Senado de EEUU... puedo ver que sea algo extremadamente bueno para mi políticamente porque creo que soy mejor en ese juego que ellos, en realidad, pero ya veremos", afirmó Trump desde el Salón Este.

El mandatario se refería a que los republicanos del Senado también podrían abrir investigaciones sobre presuntas irregularidades de los demócratas.

Según las proyecciones del diario The New York Times, los demócratas tienen 229 escaños de los 435 que hay en la Cámara de Representantes y le sacaron 27 a los republicanos.

La elección fue "un gran día" para los republicanos, celebró Trump.

Este último podrían tratar de obtener las declaraciones de impuestos del presidente Trump, que se ha negado a revelar desde su campaña presidencial, diciendo que están bajo una auditoría del IRS.

Al igual que sus predecesores Barack Obama y George W. Bush en su segundo mandato, el presidente Donald Trump falló a la hora de romper la "maldición" de las elecciones legislativas, cediendo la mayoría en la Cámara baja a la oposición.

De los 36 gobernadores, ganaron 18 candidatos Republicanos y 15 Demócratas y tres más que no estaban definidas aún.

Por otra parte, el senador republicano por Texas Ted Cruz, quien fue retado en los últimos meses por el demócrata Beto O'Rourke acaparando gran atención nacional, consiguió conservar su escaño aunque por un margen más ajustado de lo que históricamente suelen registrar los conservadores en el estado de la estrella solitaria. Desde la minoría, los republicanos, también tendrán sus elecciones internas para escoger a sus líderes.

  • Leon Brazil