UE extiende sanciones a Venezuela por socavar democracia y violar DD.HH

El viceministro para Europa de Venezuela, Yván Gil, dijo que su país rechaza categóricamente la decisión de la UE de prolongar un año más las "sanciones ilegales".

Las medidas restrictivas pretenden las soluciones democráticas y el aumento de la estabilidad política en el país.

La Unión Europea extendió este martes las sanciones contra Venezuela hasta noviembre de 2019 por las violaciones a los derechos humanos y el socavamiento de la democracia y el Estado de derecho durante el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Las medidas fueron impuestas el pasado 13 de noviembre de 2017, y comprenden, entre otras cosas, un embargo de armas y equipos que puedan utilizarse para "la represión interna", la prohibición de viaje a territorio europeo para los sancionados y la confiscación de posibles bienes que se puedan tener en territorio comunitario.

"Cualquiera que en estos momentos pretenda decir que las sanciones, que viene llevando a cabo el Consejo Europeo, la Unión Europea y Estados Unidos no afectan sensiblemente a Venezuela y en especial a sus ciudadanos, está mintiendo, al punto tal que incluso factores de la empresa privada venezolana, que han intentado la inyección de recursos financieros para traer insumos, para el desarrollo productivo de sus empresas en el país, se han visto imposibilitadas", sostuvo. "Estas medidas específicas son flexibles y reversibles y están diseñadas para no dañar a la población venezolana", indicó la UE a través de un comunicado.

A raíz de los comicios presidenciales del 20 de mayo, que supusieron la reelección de Maduro y que boicotearon los principales partidos opositores, los europeos ampliaron su 'lista negra' a otros 11 altos cargos, entre ellos Delcy Rodríguez.

"La UE ha confirmado en reiteradas ocasiones su disposición de hallar una salida democrática a la crisis mediante negociaciones constructivas y orientadas a resultados concretos en las que participen todos los actores políticos venezolanos", agrega el documento.

El Gobierno venezolano exige así al colombiano tomar "conciencia" y "atender la gravísima crisis de seguridad que padece su pueblo".

  • Leon Brazil