EEUU acusa a la vicepresidenta de Huawei de violar sanciones a Irán

El gobierno chino ha demandado la liberación de Meng Wanzhou, quien es además la hija del fundador de la compañía.

"China insta encarecidamente a la parte canadiense a que libere de inmediato a la persona detenida y proteja seriamente sus derechos legítimos".

Pero Huawei negó esta información, y desconoce que existan irregularidades por parte de su directora financiera.

Meng Wanzhou fue arrestada el pasado domingo en Canadá por pedido de los Estados Unidos, que la procesa por romper las sanciones impuestas a Irán, al exportar productos de origen estadounidense a ese país.

El viceministro chino de Relaciones Exteriores, Le Yucheng, advirtió este sábado al embajador de Canadá en Beijing, John McCallum, de las serias consecuencias que desencadenará la permanencia en prisión de Meng Wanzhou, directora ejecutiva del gigante tecnológico Huawei.

La detenida, de 46 años, comparecerá hoy ante un juez en Canadá que deberá decidir si la libera bajo fianza mientras evalúa el pedido de Estados Unidos o si directamente la extradita al país vecino, dijo el Ministerio de Justicia canadiense en un comunicado.

Si es extraditada a los Estados Unidos, Meng enfrentaría cargos de conspiración para estafar a múltiples instituciones financieras, según la vista celebrada el viernes en un tribunal canadiense, y a una sentencia máxima de 30 años por cada cargo. La prensa china ha acusado a Estados Unidos de atacar a Huawei para frenar la expansión global de las empresas chinas.

La noticia de su arresto ha afectado a los mercados bursátiles y ha sido condenada por las autoridades chinas, aunque Trump y sus principales asesores económicos han minimizado su importancia para las negociaciones comerciales después de que los dos líderes acordaron una tregua. Meng explicó que Huawei vendió Skycom en 2009.

La compañía ya estaba en la mira de los servicios de inteligencia estadounidenses, que la consideran una amenaza para la seguridad nacional.

Las autoridades chinas han condenado la detención y solicitado la "inmediata" puesta en libertad de Meng.

Por su parte, ZTE recibió duras sanciones de la administración Trump este año por no respetar el embargo estadounidense contra Teherán.

La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, a quien este caso ha situado en fuego cruzado, ha aclarado este viernes que la nación norteamericana valora su relación con China.

Ayer, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, intentó mantenerse al margen de la disputa al asegurar que aunque tenía conocimiento previo de la intención de arrestar a Meng, el sistema judicial de Canadá funciona de forma independiente y no se han producido interferencias políticas.

Un editorial publicado en el diario del Partido Comunista chino destacó los retos que enfrenta Huawei y pidió al gobierno que alivie las tensiones geopolíticas e ideológicas con Occidente.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Mercado Único Digital, Andrus Ansip, aseguró ayer que la Unión Europea (UE) "debe estar preocupada" y "tener miedo" por la tecnológica Huawei y otras compañías chinas debido a las supuestas brechas de seguridad.

  • Monte Muniz