Estatua de Virgen de la Rosa Mística 'llora sangre'

Más de siete mil reproducciones suma en Facebook compartido por la página Código Abierto METÁN donde aseguran se observa claramente como una estatua de yeso de la Virgen de la Rosa Mística llora sangre.

"Hace 9 años perdimos una bebé que fue esperado por nosotros se pasó de tiempo". Él nos veía tan mal, estábamos muy golpeados, y un día dice, la quise prestar a todos y nadie la ha querido recibir, y mi marido la recibió.

La imagen fue llevada a la casa de Mendoza luego de que la mujer perdiera a su bebé durante el parto y en abril de 2017 fue cuando la imagen lloró sangre por primera vez.

Luego de que se viralizara una foto tomada por un vecino, cerca de 7.000 personas se acercaron a su casa para verla. Según el propietario de la estatua Rozana, ya sucedió 38 veces.

"El 5 de Abril a las 8:15 de la mañana, siempre la tuvimos arriba de un aparador".

Pero esta no sería la útlima vez que la Virgen de la Rosa Mística lloraría sangre. Siempre le pongo flores, cuando fui a poner el florero la vi llorando, me llamó la atención.

Según Mendoza, esta es la trigésima octava vez que la imagen 'llora sangre' y que esta vez el fenómeno empezó cuando la mujer rezó por la salud de su madre enferma.

Sin embargo, aún se desconocen las causas del sangrado ni hay conclusiones científicas al respecto.

Hoy a la virgencita se le adjudican milagros como el de una mujer a la que un tumor de 8 centímetros se le desapareció.

"Yo siempre le digo a la gente que acá depende de la Fe, no de nosotros porque nosotros no hacemos nada, solo le abrimos las puertas para que ellos le vengan a pedir, por medio de ella Dios les va hacer el Milagro" explicó.

Actualmente, ya con su propia vivienda, en la calle San Lorenzo 522, Bº Granadero Díaz de Metán, ella logró construir, con ayuda de muchas personas y su propio bolsillo, un espacio para la Virgen, además de protegerla en una casilla de vidrio.

Es más, aproximadamente llegan 30 personas de lunes a viernes para reunirse frente a la estatua y orar.

  • Leon Brazil