Evo ratifica apoyo a fundador de WikiLeaks Julian Assange

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha revelado este jueves que su Gobierno y el de Reino Unido han acordado "un camino" para garantizar que Julian Assange no sea entregado a un tercer país, lo que debería dar vía libre para que el fundador de Wikileaks abandone la Embajada en Londres.

Assange solicitó asilo a Quito en 2012, cuando las autoridades británicas se disponían a extraditarlo a Suecia para investigarlo por supuestos delitos sexuales, un caso que fue abandonado posteriormente.

"Cuando Manafort se reunió con el presidente Moreno de Ecuador para discutir el Fondo de Desarrollo de China, el presidente mencionó a Manafort su intención de retirar a Julian Assange de la embajada de Ecuador", aseguró el portavoz Jason Maloni.

El líder latinoamericano ha reconocido que no le "agrada" la estancia de Assange en la Embajada de Londres, subrayando que, pese a ello, su Gobierno "ha sido respetuoso de sus Derechos Humanos", por lo que ha apelado a la colaboración del 'hacker' australiano.

"Está creado, está hecho el camino para que el señor Assange tome la decisión de salir", ha proclamado Moreno, al tiempo que ha recordado que obtendrá una "casi libertad" porque la Justicia británica le requiere por violar las condiciones de su libertad condicional.

"Nos enviaron una comunicación oficial del gobierno británico indicando de que la Constitución de Gran Bretaña impide que una persona sea extraditada a un sitio donde corra peligro su vida", indicó Moreno.

Sin embargo, de acuerdo con medios estadounidenses y británicos, de lo que existen pocas dudas es de que las conexiones del exlíder de la campaña con Assange se remontan a mucho antes del encuentro con Moreno. El incumplimiento de esas reglas derivará en la "terminación del asilo", según el documento.

Cuando agotó todos los recursos legales para evitar ser extraditado, buscó refugio en en la embajada de Ecuador en Londres, alegando una "persecución política" que buscaba "ponerlo tras las rejas".

Después de la última reunión entre el mandatario ecuatoriano y Manafort en Quito, Robert Mueller III fue nombrado asesor especial para investigar la interferencia de Rusia en la elección de 2016 y los asuntos relacionados, y rápidamente quedó claro que el ex vocero de Trump era el objetivo principal de la investigación.

  • Leon Brazil