Firman acuerdo de intercambio de prisioneros en Yemen

El conflicto del Yemen comenzó cuando los hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán, se hicieron con el control de Saná, y el conflicto se generalizó en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, a la que suministran armas Estados Unidos y otros países occidentales.

La guerra empezó en Yemen en 2014, y una parte importante de la población está al borde de la hambruna.

Los representantes gubernamentales llegaron la noche del miércoles a Estocolmo desde Riad.

Una ronda previa, celebrada en septiembre, terminó con el rechazo de los negociadores hutíes de viajar a Ginebra si no obtenían la garantía de su viaje de regreso a Saná y la evacuación de los rebeldes heridos a Omán.

Es 'portadora de las esperanzas del pueblo yemení', declaró Abdalá Alimi, jefe del gabinete del presidente Abd Rabo Mansur Hadi, que se refugió en Arabia Saudita después de que los rebeldes hutíes conquistaran la capital yemení, Saná, en 2014.

La delegación gubernamental desplegará todos sus esfuerzos 'para que las consultas (en Suecia), que consideramos una ocasión real para restablecer la paz, sean un éxito', subrayó Alimi en un tuit.

Los rebeldes hutíes chiitas 'no escatimarán ningún esfuerzo para hacer que vayan bien las negociaciones destinadas a restablecer la paz', aseguró Mohamed Abdelsalam, quien dirige la delegación rebelde, integrada por 12 miembros.

Sin embargo los rebeldes yemeníes no tardaron en rechazar esta exigencia del gobierno para que abandonen el puerto de Hodeida. El canje se efectuará tras las negociaciones en Suecia.

La Cruz Roja internacional anunció que participaría en la aplicación del acuerdo, auspiciado por Griffiths, quien multiplicó los esfuerzos para convencer a los beligerantes de que participen en los encuentros de Suecia.

En 2016 la negociación se alargó durante 108 días, pero fracasó y los delegados rebeldes permanecieron bloqueados en el sultanato de Omán durante tres meses.

El conflicto ha provocado la peor crisis humanitaria en el mundo en la actualidad, según la ONU.

El gobierno de Yemen exigió el jueves que los rebeldes se retiren de la ciudad estratégica portuaria de Hodeida, mientras los rebeldes amenazaron con impedir que los aviones de la ONU utilicen el aeropuerto de la capital, Saná, si las conversaciones en Suecia no logran la reanudación del tráfico aéreo civil. La guerra en Yemen se ha convertido en un apéndice más del pulso regional entre saudíes, que apoyan el Gobierno, e iraníes, favorables a unos rebeldes hutíes que en realidad son zaidíes, una confesión derivada del chiismo que literalmente se traduce como 'partidarios de Dios', aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004.

  • Leon Brazil