Fiscal Mueller confirma que Rusia ofreció cooperación política a Trump

Pero, al dar por buena su versión en un escrito presentado hoy en los juzgados, el Departamento de Justicia hace suya la acusación.

"En particular, y como Cohen mismo ha admitido, con respecto a ambos pagos, actuó en coordinación con y bajo instrucciones del Individuo-1", agregaron, aludiendo a Trump.

Y, en un caso separado, el viernes, Mueller acusó al ex director de la campaña de Trump, Paul Manafort, de mentir sobre sus contactos con una persona a la que acusan de vínculos con los servicios de inteligencia rusos, y por sus interacciones con funcionarios de la administración de Trump después de que fue acusado.

Un ciudadano ruso que no fue identificado propuso a Cohen una reunión con el líder ruso, Vladimir Putin, indicó Mueller.

El interés de Trump por construir una Torre Trump Moscú llevó a Cohen a hacer numerosas consultas a funcionarios rusos y otras figuras vinculadas con el Kremlin sobre la viabilidad del proyecto.

Pero los fiscales del distrito sur de Nueva York recomiendan en su escrito que Cohen debe cumplir una pena de cárcel "sustancial". El principal candidato a reemplazarlo es Nick Ayers, jefe de gabinete del vicepresidente Mike Pence y operador político republicano, que conoce todos los secretos de una campaña electoral, algo que Trump ha buscado.

Cohen, que un día dijo que estaría dispuesto a recibir una bala por Trump, pero que desde que decidió colaborar con la investigación se ha convertido en blanco predilecto de su ira, había pedido no pagar con la cárcel por los dos casos separados, sobre los que se espera se dicte sentencia la semana que viene: uno por violaciones de las normas de financiación de campañas electorales, y otro por mentir al Congreso acerca de sus maniobras, durante la campaña de las pasadas presidenciales, para lograr levantar un rascacielos de Trump en Moscú que no se llegó a construir.

Cohen ha surgido como una de las mayores amenazas a la presidencia de Trump, debido a que ha suministrado información a la oficina del fiscal especial y a los fiscales en Manhattan en decenas de horasde entrevistas.

En el otro escrito, el del fiscal especial Robert Mueller, se califica de "grave" el delito de Cohen, pero se añade que "ha dado pasos significativos para mitigar su conducta criminal".

Trump reaccionó de inmediato y desdeñó las novedades, afirmando de manera equivocada: "Esto desliga totalmente al Presidente".

En su primer reconocimiento de culpabilidad, Cohen implicó a Trump en los pagos destinados a comprar el silencio de dos mujeres -Stormy Daniels, una actriz de cine porno, y Karen McDougal, una ex modelo de Playboy- y ocultar las relaciones que ellas dicen haber tenido con Trump.

Cohen reconoció que Trump le pidió que pagara a dos mujeres que aseguraban que habían mantenido relaciones con el empresario para silenciarlas y evitar que su eventual testimonio pudiera influir negativamente en sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca.

John F. Kelly, el general (R) de los Marines que se desempeña como jefe de gabinete, dejará la Casa Blanca a fin de año. Los delitos de Cohen, aseguran los fiscales, marcan "un patrón de engaño que ha permeado su vida profesional".

  • Leon Brazil