Fue mamá con un útero trasplantado de una mujer fallecida

Hasta ahora, "el único embarazo acontecido después de un trasplante de útero retirado post mortem fue en 2011 en Turquía" y resultó en un aborto espontáneo, según el doctor Srdjan Saso, del departamento obstétrico del Imperial College de Londres.

Después de una decena de tentativas fracasadas en Estados Unidos, República Checa y Turquía, es la primera vez que un trasplante de útero a partir de una donante fallecida permite llevar a cabo un nacimiento.

Los médicos brasileños explicaron que trataron a una mujer con el llamado Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKHS, según las siglas en inglés), una rara malformación congénita del útero.

Sin embargo, este suceso realizado por un equipo médico del Hospital das Clínicas de Sao Paulo, consideró que el logro que tuvieron por la operación facilitará "la adopción generalizada", para que más mujeres tengan la posibilidad de optar a este tipo de trasplantes.

"Recurrir a donantes fallecidos podría ampliar considerablemente el acceso a este tratamiento" por parte de las "mujeres que sufren una esterilidad de origen uterino", dijo Dani Ejzenberg, quien dirigió la experiencia, citado por The Lancet. La donante era una mujer de 45 años que tenía tres hijos y murió de un derrame cerebral.

La receptora del trasplante ha sido una mujer de 32 años con infertilidad uterina, a la que se le implantó el útero mediante una cirugía que duró más de 10 horas.

Cinco meses más tarde la mujer tuvo la primer menstruaciones regular, dos meses más tarde se transfirió el embrión y comenzó el embarazo.

Pero sus ovarios estaban en perfecto estado, así que los médicos pudieron extraer los óvulos y fecundarlos con el esperma del futuro padre.

La niña en el caso brasileño nació por cesárea a las 35 semanas y tres días y pesó 2,55 kilogramos (casi seis libras), según el informe del estudio de caso enviado a The Lancet. Tras su nacimiento, los médicos extirparon a la paciente el útero que habían trasplantado para que dejase de ingerir la medicación inmunosupresora.

La norma actual para recibir un trasplante de útero es que el órgano provenga de un miembro de la familia vivo que esté dispuesto a donarlo.

  • Leon Brazil