La CIDH pide "tiempo" para posicionarse sobre la reelección de Evo Morales

El Estado mexicano asume el compromiso y la encomienda que me ha dado el presidente @lopezobrador_ es encarar el grave problema de desaparición forzada y lo vamos hacer sin simulación, con firmeza y poniendo en el centro la dignidad de las personas.

En ciudades como La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Trinidad y Sucre se instalaron barricadas en las calles y bloquearon el tránsito, aunque la paralización de actividades no fue total.

Autoridades bolivianas reafirmaron hoy la legitimidad del fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que permite la repostulación del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera para las elecciones de 2019.

Esto fue criticado por la oposición, los colectivos ciudadanos y la Iglesia católica boliviana, que acusan al TSE de ser "un tribunal amañado, que hace las cosas por debajo, que no dice la verdad a la ciudadanía, por eso creemos que ha sido un fallo clandestino, por debajo de la mesa".

Reconocer la existencia de una crisis humanitaria por desapariciones forzadas en México por parte del Gobierno federal ante instancias internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), es un paso adelante para dar solución al problema y al mismo tiempo fortalecer las instituciones del nuevo gobierno, afirmó el presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín.

Uno de los temas estrella del 170 período de sesiones de la Cidh que tiene lugar en Washington fue la polémica en torno a Morales, que quiere postularse como candidato a los comicios para ser reelegido por cuarta vez consecutiva.

Dicha decisión del Supremo omitió los resultados del referendo de 2016, el cual negaba la posibilidad de cambiar la constitución para autorizar una reelección indefinida.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, explicó que la repostulación de Morales y de García Linera no vulnera ningún derecho de la población boliviana, pues los electores brindarán o denegarán el voto de confianza a sus representantes. "Frente al sede de la CIDH, una decena de bolivianos se congregó para defender la reelección de Morales con gritos como "¡viva Bolivia y viva Morales!" y pancartas con el mensaje: "no a la intromisión electoral de Estados Unidos y la OEA (Organización de Estados Americanos)".

  • Leon Brazil