May moviliza a ministros para promover el acuerdo del Brexit

En ese informe se reconoce que el Reino Unido podría quedar atrapado "indefinidamente" en "prolongadas y repetidas rondas de negociaciones" con la Unión Europea, en particular por el llamado 'backstop', el mecanismo del salvaguarda para evitar una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Para May, su acuerdo ha logrado combinar el deseo de abandonar la Unión Europea (UE) expresado por el 52 % de la población en el referéndum de 2016 y el respeto al otro 48 % que abogó por la permanencia.

Añadió que la medida para garantizar que no se establece una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda "no solo es diferente de lo que dijo la primer ministra con anterioridad, sino que deja en clara desventaja a Escocia".

La primera ministra se dirigía al Parlamento donde soportó una sesión durísima de críticas y ataques desde todos los frentes.

Está previsto que el Parlamento escocés discuta y vote hoy en contra del pacto, una decisión que no es vinculante, pero que asienta la posición oficial de la Cámara regional.

"Estamos inmersos en cinco días de debate en el Parlamento que llevará a una votación sobre este asunto".

May afirmó, además, que hay políticos de la oposición que buscan frustrar el Brexit y revocar la retirada de la UE, en alusión a la posibilidades de convocar un segundo referéndum.

En este sentido, la Cámara exige que se presente el informe 'completo y definitivo' para que sea examinado por los parlamentarios británicos, un documento que contiene datos sobre la futura relación entre Reino Unido y la UE tras el brexit.

  • Leon Brazil