Mujer ataca con ácido a sacerdote en Nicaragua

Un sacerdote en Managua, capital de Nicaragua, fue atacado este miércoles con ácido sulfúrico en su rostro.

El padre Mario Guevara realizaba una sesión de confesiones, cuando la mujer, roció el rostro y cuerpo del sacerdote.

Al ver la situación crítica del padre, un grupo de feligreses atendió al sacerdote, cuya ropa quedó casi consumida por el ácido.

El vicario de la Catedral, Mario Guevara, de 59 años, fue atacado por una mujer no identificada quien le roció "ácido sulfúrico en la cara y el cuerpo", informó la Arquidiócesis de Managua en un comunicado.

La nota leída por la Comisionada Mayor, Vilma Rosa González, expresa que la Policía Nacional con autorización de la hermana religiosa Sor Arely Guzmán, ingresó al recinto de la Catedral, detuvo a Gonn y la trasladó a las celdas preventivas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional.

El reporte policial señala que la sustancia lanzada al religioso es un "líquido desconocido" y que realiza las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos.

Mario Guevara
Mario Guevara

Un vocero del arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, informó que el padre Guevara fue dado de alta.

Según monseñor Silvio Báez, pudo comunicarse con el sacerdote afectado y este le manifestó que se encuentra con quemaduras en la nuca, mejilla, brazos y un ojo, además dijo que las quemaduras no son graves y se someterá a un tratamiento desde su casa. Esta estable y tranquilo.

Las relaciones entre la iglesia Católica y el Gobierno de Nicaragua se mantienen tensas desde que el presidente Daniel Ortega acusó al Episcopado de apoyar un "golpe de Estado" en su contra, en medio de la crisis que ha dejado cientos de muertos y presos políticos en protestas contra el gobernante. Él es diabético y padece de la presión, pero todo está controlado.

Se conoció que la mujer cometió el hecho, porque el diablo se lo había pedido y sino lo hacia la mataba a ella.

Nuestra Institución reitera su compromiso de continuar trabajando por la seguridad, la tranquilidad de las personas, familias y comunidades nicaragüenses.

  • Leon Brazil