Mundo: Con el visto bueno de Brasil, avanza el acuerdo Mecosur-UE

Según Nin Novoa, si no se pudiese concluir las tratativas antes de fin de año, el término del proceso quedaría pendiente para "los primeros tres meses" de 2019, pues sería preferible que acabe antes de las elecciones parlamentarias europeas, previstas para mayo.

Así lo indicaron ayer los cancilleres de los cuatro países miembros -la Argentina, Brasil , Paraguay y Uruguay -, al reunirse en Brasilia para ajustar su posición común antes de la nueva ronda de negociaciones con los europeos, que comenzará el lunes en Montevideo .

El canciller uruguayo dijo que la expectativa es que las negociaciones entre el Mercosur y la UE puedan ser concluidas hasta marzo de 2019.

"Está la incógnita de Brasil, que todavía no ha mostrado un rumbo, a mi juicio, claro en materia de política internacional, en materia de integración, en materia de búsqueda de acuerdos con estos bloques, creo que tenemos que darnos un poquito de tiempo para ver cómo Brasil va a actuar", declaró.

Más allá de las nuevas tensiones generadas por las posiciones de Bolsonaro, quien asumirá el poder en Brasil el próximo 1 de enero, las negociaciones entre el Mercosur y la UE continúan trabadas por diferencias en los sectores agropecuario, automotriz y lácteo, y cuestiones de acceso a mercados, entre otros puntos.

La reunión también servirá para disminuir las dudas generadas por las declaraciones del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que afectó el progreso entre el Mercosur y la Unión Europea al compromiso del presidente electo, Jair Bolsonaro, el Tratado de París, que define las acciones para frenar el calentamiento mundial.

Además resaltó que otro punto de debate es que "la UE tiene un nivel de subsidios para su producción que hace desventajosa la negociación" para el Mercosur y que aún debe ser discutido a nivel técnico.

La intención de buscar un tratado de libre comercio quedó plasmada en un acuerdo marco de cooperación firmado en 1995 y que entró en vigencia en 1999, pero formalmente las negociaciones técnicas se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000.

Asimismo, Astori aseguró que la Argentina, Paraguay y Uruguay "comparten la misma visión" acerca de la conveniencia de un cambio en las reglas del Mercosur que permita a sus socios establecer acuerdos comerciales bilaterales. Sin embargo, Fraga Araújo sorprendió al nombrar viceministro de Relaciones Exteriores al actual director del Departamento del Mercosur en el Palacio de Itamaraty, Otávio Brandelli, una buena señal hacia el bloque.

La postura de Bolsonaro generó incertidumbre en la UE.

  • Leon Brazil