Rusia prevé represalias a salida de EEUU de pacto de armas

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha reaccionado este viernes con dureza al ultimátum de 60 días que el jueves le lanzó el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, para que Rusia cumpla lo estipulado en el tratado de limitación de armas nucleares de alcance medio (Intermediate Nuclear Forces Treaty, INF), que firmaron en 1987 los presidentes norteamericano y soviético, Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov.

Putin dijo el miércoles que la decisión de Washington acerca del INF supone que las autoridades estadunidenses han decidido que su país "debe tener estas armas". Ellos pensaban que no nos daríamos cuenta, pero en el presupuesto del Pentágono ya figura el desarrollo de esas armas. Y lo más fácil y habitual para los occidentales es decir: Es culpa de Rusia.

Respondiendo a preguntas de la prensa en el marco de un encuentro con jóvenes voluntarios, el máximo dirigente ruso dijo este mediodía que "Estados Unidos no ha presentado ni una sola prueba de que nosotros hayamos violado el tratado".

Estados Unidos ha indicado que no contempla desplegar misiles nucleares terrestres en Europa una vez se retire del tratado. "Estamos en contra de la ruptura de este tratado, pero si ocurre, reaccionaremos adecuadamente", agregó.

El presidente Donald Trump anunció este año su decisión de retirarse del INF, que ha sido descrita como una piedra angular de la seguridad mundial, acusando a Rusia y China, que no es signataria del tratado, de violarla.

"Rusia tiene la oportunidad a lo largo de estos próximos 60 días de volver a cumplir con sus obligaciones", apuntó.

La preocupación sobre las acciones de la Rusia de Vladimir Putin aumentó en los últimos años entre los aliados, sobre todo desde la anexión por Moscú en marzo de 2014 de la entonces península ucraniana de Crimea, país que aspira a convertirse en miembro de la Alianza.

El miércoles, el Ministerio de Defensa confirmó que han desplegado armas láser, uno de los varios sistemas que Putin aclamó como la nueva generación de armamentos durante su discurso anual en marzo.

Mientras tanto, Estados Unidos ha dicho que espera por Moscú y que "acogería con agrado un cambio de actitud ruso".

= El oficial no ofreció más detalles, pero dijo a los militares que serían los países que albergan misiles de alcance intermedio estadounidenses los que se convertirían en objetivos inmediatos de Moscú.

  • Leon Brazil