Se confirman los 9 años de cárcel para La Manada

El abogado de "La Manada", Agustín Martínez, anunció que recurrirá la nueva sentencia ante el Tribunal Supremo, al considerar que "no es ajustada a los hechos que ocurrieron", que estima fueron "relaciones sexuales consentidas entre seis adultos".

En abril pasado, los miembros de "La Manada" fueron sentenciados en primera instancia a nueve años de prisión cada uno, por "un delito continuado de abuso sexual".

El Tribunal Superior de Navarra confirmó este miércoles la polémica sentencia de nueve años de prisión para los cinco miembros del grupo conocido como "La Manada", acusados de abusar sexualmente de una joven en Pamplona, durante los Sanfermines de 2016.

Los jueces de la audiencia entendieron que los abusos se produjeron sin el consentimiento de la joven, pero no se usó violencia ni intimidación, condiciones para que la agresión se considere violación.

Esto generó una ola de manifestaciones masivas en las principales ciudades de España por parte de agrupaciones feministas. En esa oportunidad, los jueces descartaron calificar de "violación" lo sucedido al no observar intimidación. Dijo que no había pruebas de violencia y que era demasiado difícil determinar si la intimidación tuvo lugar debido a la falta de muestra de fuerza obvia o amenazas hacia la víctima.

No obstante, dos de los cinco jueces, todos hombres, del tribunal, emitieron opiniones discrepantes. Sin embargo el Tribunal de Navarra ya ha estudiado los recursos presentados por la Fiscalía, los abogados de la víctima y de los cinco acusados.

Los dos jueces que no estuvieron de acuerdo con la sentencia llamaron al ataque "un acto de intimidación y coacción ejercido por todos ellos, tendiendo una trampa para la víctima dada la posibilidad casi nula que tenía de escapar".

Añadieron que creían que se trató de una agresión sexual agravada (violación), a la luz de los actos "degradantes" que infligieron a la víctima y el hecho de que la dejaron "medio desnuda".

Los cinco condenados permanecen en libertad condicional desde fines de junio, cuando la Audiencia Provincial estimó la petición de su excarcelación hasta una sentencia firme con el voto en contra de uno de los tres magistrados, el presidente de la Sección Segunda que juzgó el caso, Francisco José Cobo.

Los fiscales habían pedido penas de prisión de 22 años y 10 meses. Según el tribunal, "no es verosímil" que la víctima "consintiera el maltrato y la vejación, la atmósfera opresiva y el prevalimiento de grupo en que se desarrolla la acción criminal".

Ante la polémica causada por las decisiones judiciales en este caso, el gobierno socialista de Pedro Sánchez anunció en julio que promovería una reforma del Código Penal para introducir el concepto de consentimiento expreso en las relaciones sexuales y endurecer así los castigos.

  • Leon Brazil