Trump sugiere que la tregua comercial con China puede prolongarse

En un comunicado emitido por la Casa Blanca se explicaba que si los dos países no logran llegar a un acuerdo en un plazo inferior a 90 días, los aranceles existentes se incrementarán.

Sin embargo, Trump no descarta ahora que esa tregua se extienda más allá del 1 de marzo próximo.

En total, Estados Unidos impuso aranceles a productos chinos por valor de 250 mil millones de dólares desde julio, y Trump había amenazado con sancionar bienes por otros 267 mil millones de dólares, lo que superaría con creces el volumen de importaciones de China a EU, que en 2017 se situó en 506 mil millones. "Pero si no, recuerden que soy un Hombre de Aranceles", explicó el mandatario en su cuenta de Twitter, en referencia a su gusto por estos instrumentos de política comercial. Esto habría elevado el precio que los consumidores estadounidenses deberían pagar por artículos como smartphones, ropa y juguetes.

La consultora de inversiones Schwab dijo en una nota que el mercado "parece haber reflotado la incertidumbre sobre si puede alcanzarse un acuerdo final" entre China y Estados Unidos.

Durante la Cumbre del G-20 en Buenos Aires, Argentina, los países norteamericanos de USA, México y Canadá firmaron el acuerdo comercial revisado del Tratado de Libre Comercio América del Norte (TLCAN), un acuerdo que había estado vigente por más de una década y que el presidente norteamericano Donald Trump había prometido eliminar durante su campaña como candidato a la presidencia en el 2016. En su lugar, las dos partes negociarán las quejas estadounidenses sobre las prácticas comerciales chinas, especialmente sobre el uso de técnicas predatorias para hacerse con el liderazgo en tecnología. "A menos que sean extendidas, terminarán 90 días después de la fecha de nuestra maravillosa y muy cálida cena con el presidente Xi en Argentina", indicó Trump en otro tuit. China acordó comprar más productos hechos en Estados Unidos lo antes posible en ámbitos como el agrícola, energético e industrial. Los productos agrícolas serían los primeros en ser adquiridos.

Los agricultores estadounidenses se han visto gravemente afectados por las represalias de China a las exportaciones estadounidenses, especialmente a las ventas de soja, que se han desplomado.

"El presidente Xi y yo queremos que este acuerdo se dé, lo que probablemente ocurrirá". Cuando gente o países vienen a incursionar en la gran riqueza de nuestra Nación, quiero que paguen por el privilegio de hacerlo.

  • Leon Brazil