Wall Street cae con fuerza en su peor semana desde 2008

En el caso del S&P 500 las pérdidas fueron de 2.71 por ciento, hasta las 2 mil 351 unidades y el Nasdaq que cayó 2.21 por ciento, para quedar en 6 mil 192 unidades. Minutos después de la apertura, los tres principales índices de la bolsa de Nueva York bajaban más de 1 por ciento.

Todos los sectores económicos terminaron el día en rojo, y destacaron por sus pérdidas el sector de servicios públicos (-4.26 %), el energético (-4.02 %), el inmobiliario (-3.72 %), el industrial (-3.14 %) y el de bienes esenciales (-2.98 %).

Tras esta decisión de la Reserva Federal, Wall Street vivió sus peores navidades en la historia, consolidando su semana más negativa desde la crisis financiera de 2008.

Esta situación explica, en parte, que el índice dólar, que compara al billete verde frente a una cesta de seis grandes divisas, estuviera cayendo este lunes un 0,39 por ciento, a 96,577 y siguiera retrocediendo desde un máximo de un año y medio de 97,711 que tocó el 14 de diciembre.

En una jornada con casi todos los mercados bursátiles cerrados por el día de Navidad, Tokio reaccionó con una fuerte bajada como consecuencia a la caída, horas antes, de los principales índices bursátiles de Wall Street.

Mnuchin contactó a Brian Moynihan, CEO de Bank of America; Michael Corbat, de Citigroup; David Solomon, de Goldman Sachs; Jamie Dimon, de JPMorgan Chase; Jamie Gorman, de Morgan Stanley; y Tim Sloan, de Wells Fargo.

El contexto es complicado: a las proyecciones de una desaceleración global y en medio de señales de que la tregua entre China y Estados Unidos no tiene muy buenas perspectivas, se sumó el "cierre" del gobierno estadounidense, con la posibilidad incluso de que se extienda en el tiempo, y un nuevo capítulo en el enfrentamiento entre Donald Trump y la Fed en torno al nivel de tasas.

"Seguimos viendo un importante crecimiento en la economía de Estados Unidos con una robusta actividad de consumidores y negocios", afirmó Mnuchin en la nota. UU.se ubicó entre el 2,25 y 2,50 por ciento, con lo que se sitúan a niveles no vistos en más de una década en la primera economía mundial.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, negó esas noticias y aseguró, también a través de Twitter, que Trump no tiene previsto despedir a Powell.

Además comparó al banco central estadounidense con un "golfista poderoso" que no puede anotar porque no tiene "tacto" con la pelota y, por tanto, tampoco puede golpearla, consignó la agencia EFE.

Los demócratas han acusado al mandatario de estar "sumergiendo al país en el caos" debido a sus ataques a la Reserva Federal (Fed), la reciente dimisión del general James Mattis como secretario de Defensa y el cierre de la Administración, que comenzó en la medianoche del viernes al sábado.

  • Monte Muniz