Australia estudia acoger a la joven saudí que huyó de su familia

Por su parte, la embajada de Arabia Saudí sostiene en un comunicado que no ha confiscado el pasaporte de Al Qunun y no ha tratado de retenerla en el aeropuerto para su deportación, al tiempo que achaca su situación a las autoridades tailandesas.

ACNUR examinará rápidamente la demanda de asilo de la joven saudita bloqueada en TailandiaEl caso de una joven saudita que Tailandia renunció a expulsar frente a la movilización en las redes sociales será estudiado rápidamente por la Agencia de la ONU para los Refugiados, mientras Australia anunció que se plantea acogerla.

Las autoridades tailandesas aseguran que su intención es expulsarla a Kuwait, ya que es el lugar desde donde llegó a Bangkok.

La joven Ranvania, como quiere que se la identifique, asegura que "la idea de pedir asilo es un sueño" que siempre ha tenido, para librarse, por ejemplo, del niqab, la prenda negra que solo deja la mirada al descubierto y que debe usar obligatoriamente porque lo dispone su familia, pero tiene miedo de seguir los pasos de Rahaf.

Rahaf Mohammed Al Qunun (18) tenía previsto viajar a Australia, donde quería pedir asilo político.

Finalmente, quedó bajo la protección de ACNUR (la agencia de la ONU para los refugiados) y pudo abandonar el aeropuerto de Bangkok, donde se atrincheró en la habitación de un hotel en la zona de tránsito.

La joven Rahaf Mohamed al Qunun llegó a Bangkok, la capital de Tailandia, el pasado fin de semana y solicitó asilo para no regresar a su país con su familia.

Un tribunal penal de Bangkok había rechazado un recurso presentado por una abogada especialista en derechos humanos para impedir su expulsión.

El jefe de la policía de inmigración de Tailandia, Surachet Hakpal, inicialmente le dijo a CNN que Qunun sería devuelta a Kuwait más tarde el lunes.

"Por razones de protección y confidencialidad no podemos comentar los detalles de casos individuales", indicó en un comunicado Giuseppe de Vicentiis, representante de Acnur en Tailandia.

Pero Aqunun dice que los funcionarios de Arabia Saudí y Kuwait le quitaron su pasaporte cuando llegó, una afirmación respaldada por Human Rights Watch. "Quiero liberarme y estudiar y trabajar en lo que quiera", ha dicho a la BBC.

Derechos de autor de la imagen AFP Image caption En Arabia Saudita las mujeres tienen libertades muy restringidas y, entre otras cosas, necesitan el permiso de un hombre para viajar. Sin embargo, fue retenida por las autoridades tailandesas durante una escala en Bangkok.

El portavoz del Alto Comisionado matizó hoy que Tailandia no es firmante de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, aunque aseguró que eso no es óbice para que el país dé asilo a personas como Al Qunun (en territorio tailandés hay más de 100.000 refugiados, principalmente procedentes de la vecina Birmania).

En abril de 2007, otra mujer saudí que huía de su familia fue obligada a volver a su país cuando se encontraba de tránsito en Filipinas con destino a Australia y HRW ha documentado muchos casos de otras saudíes que tratan de huir del sistema patriarcal de su país.

En un video publicado en Twitter muestra cómo se ha atrincherado con ayuda de una mesa colocada contra la puerta de su habitación de un hotel del aeropuerto.

  • Leon Brazil