China y EE.UU. dialogan en Beijing para cesar guerra comercial

"Las conversaciones prolongadas muestran el compromiso que ambas partes han puesto en las negociaciones comerciales".

"Pero mientras las reuniones terminaban en Pekín el martes por la noche, Trump tuiteaba: "¡Las conversaciones con China van muy bien!".

Más temprano, miembros de la delegación norteamericana confirmaron brevemente a periodistas que las negociaciones siguieron por tercer día consecutivo y transcurrieron en un entorno positivo.

Antes de la reunión, China había hecho varias concesiones a las demandas de Estados Unidos, entre ellos una reducción temporal de los aranceles punitivos a los automóviles estadounidenses, nuevas compras de soja, la promesa de una apertura de sus mercados a una mayor inversión extranjera y la redacción de una ley para prevenir la transferencia forzada de tecnología.

Sin embargo, aseguró que la extensión hasta esta jornada de las pláticas es una evidencia del compromiso de las partes con buscar una solución al conflicto que laceró los vínculos económico-comerciales durante 2018.

Se espera que el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, se reúna con el viceprimer ministro chino, Liu He, principal asesor económico del presidente Xi Jinping, que lidera las negociaciones para China, dijo la semana pasada una persona familiarizada con la situación.

Por su parte, Trump suspendió de manera temporal el aumento del 10 % al 25 % de los aranceles a productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares, aunque advirtió que seguiría adelante con su plan si no se cierra un acuerdo comercial antes de que expire el citado plazo de 90 días. "Instamos a Estados Unidos a que pare de inmediato estas acciones provocadoras", dijo el vocero del Ministerio de Exteriores chino.

Este mismo lunes, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, ha dicho a la cadena de televisión estadounidense NBC que las conversaciones se están llevando a cabo en el nivel apropiado y que ayudarán a determinar los siguientes pasos de Washington.

Hoy terminó en Pekín la primera ronda de negociaciones cara a cara entre representantes de ambos países para acabar con la guerra comercial que mantienen desde hace meses.

En lo que se considera un gesto de buena voluntad, China emitió el martes las tan esperadas aprobaciones para la importación de cinco cultivos genéticamente modificados, lo que podría impulsar sus compras de granos estadounidenses, ya que los agricultores deciden qué cultivos plantar en la primavera.

  • Leon Brazil