China y EEUU dialogan en Beijing para cesar guerra comercial

En una cumbre en Argentina a fines del año pasado, el mandatario estadounidense, Donald Trump y el presidente de China, Xi Jinping, acordaron un cese al fuego en la disputa y decidieron no imponer más aranceles por 90 días a partir del 1 de diciembre mientras intentan negociar un acuerdo.

Anteriormente, China ya había denunciado en reiteradas ocasiones el envío de buques y aviones de Estados Unidos a las islas Paracelso consideradas por Pekín como un territorio bajo su soberanía.

"Creo que este número dice mucho de las condiciones de seguridad en China", dijo Lu y agregó que supera por mucho a la cantidad de chinos que visitan el país norteamericano.

La delegación estadounidense no reaccionó de manera inmediata, según informó la agencia The Associated Press.

Las acciones de la Marina estadounidense, que China califica de provocación, coincide con el inicio de las negociaciones entre ambos países que buscan hallar una solución al estancamiento económico.

La delegación estadunidense estará encabezada por Jeffrey Gerrish, vicerrepresentante comercial, y habrá delegados de los departamentos de Agricultura, Comercio, Energía, Estado y Tesoro. El gobierno chino reveló quién representa a Beijing. Así, el 1 de enero China anunció la suspensión, por tres meses, de los aranceles impuestos a los vehículos y a las piezas de automóviles importadas de Estados Unidos, y encargó grandes cantidades de soja estadounidense, además de aprobar la importación de arroz estadounidense.

Según el documento, China utiliza estas prohibiciones de forma coercitiva para obligar a ciudadanos estadounidenses a participar en investigaciones del gobierno chino, o bien para asegurar el regreso de chinos que se fueron al extranjero.

Washington, por su parte, decidió retrasar hasta el 2 de marzo de 2019 la entrada en vigor de tarifas adicionales de entre 10 y 25 por ciento, y por 200 mil millones de dólares sobre importaciones del gigante asiático.

"Las autoridades chinas han sostenido su amplio poder para impedir a ciudadanos estadounidenses abandonar China al usar 'prohibiciones de salida', en algunos casos manteniendo a estadounidenses en China por años", explicó el departamento en su aviso.

  • Monte Muniz