Economía mundial crecería 2,9 % en 2019

"La intensificación de las tensiones comerciales podría resultar en un menor crecimiento mundial y perturbar las cadenas de valor interconectadas a nivel mundial", expone el texto. Tras un "decepcionante" año 2018, el banco recortó este martes 0,6 puntos porcentuales sus previsiones de crecimiento para Latinoamérica en 2019, por los efectos de la crisis en Argentina, la huelga de camioneros en Brasil y la situación en Venezuela, pronosticando una expansión de 1,7%. Sumándole la baja en manufactura y la presión financiera que han experimentado los mercados emergentes. Se prevé que la disminución de la demanda externa, el aumento del costo del endeudamiento y la persistente incertidumbre en materia de políticas influirán en las perspectivas de las economías de mercados emergentes y en desarrollo.

Según el informe Perspectivas Económicas Mundiales, se anticipa que el crecimiento de las economías avanzadas caerá al 2% este año.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunció este lunes 7 de enero del 2019 que abandonará su cargo después de más de seis años en la institución.

"A comienzos de 2018, la economía mundial avanzaba a toda marcha, pero perdió velocidad durante el año y el viaje podría volverse aún más accidentado este año", afirmó Kristalina Georgieva, directora general del Banco Mundial.

La regente de la entidad recalcó que mientras los vaivenes económicos golpean a los países en vías de desarrollo, la reducción de la pobreza extrema puede verse amenazada. "Para mantener el impulso, los países deben invertir en las personas, promover el crecimiento y construir sociedades resilientes", agregó.

La inesperada partida de Kim, casi tres años antes de expirar su mandato, probablemente desencadenará una batalla encarnizada entre el gobierno del presidente Donald Trump y otros países que se han quejado de la influencia que ejerce el gobierno estadounidense sobre el Banco Mundial.

Aunque hay un proceso de selección para estos puestos, se eligen 'consistentemente' en base a esa tendencia, algo que según el rotativo estaba despertando tensión entre los países emergentes y miembros o recipientes de los fondos. Entre ellos la emisión de bonos de deuda y otras figuras donde el contratista corre con el riesgo de financiamiento.

"Los flujos de capital, particularmente los flujos de los bonos, disminuyeron con fuerza en el último trimestre de 2018", constató el Banco Mundial.

  • Leon Brazil