El Central debió comprar dólares

El presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, aprovechó el "veranito" del mercado cambiario para duplicar ayer su compra de dólares y continuar con la baja de la tasa de referencia hasta llevarla a su mínimo nivel desde el 30 de agosto pasado.

El billete acompañó al Mercado Único y Libre de Cambio (MULC) donde la moneda norteamericana bajó 18 centavos $ 36,90, un 1,3% por debajo de la zona inferior de la banda, estipulada ayer en $ 37,379.

Entonces la entidad fijó para el dólar un esquema de banda de flotación con mínimos y máximos diarios con una actualización de 3% mensual, porcentaje que en diciembre se redujo a 2%, que partió en diciembre con un piso de 34 pesos y un techo de 44.

El valor máximo de cierre en los bancos en el último día hábil de la semana fue $38,20 en el HSBC, en el Supervielle y en el Galicia, en tanto que el valor más bajo al finalizar la jornada fue el operado en el Banco Nación $37,80.

La entidad compró la totalidad anunciada a un precio promedio de 37,0990 pesos, siendo ese también el precio máximo. El plazo de liquidación fue en contado y bilateral, esto es, el Bcra entrega la contrapartida una vez ver confirmada la recepción de los fondos.

"El banco central realizó la segunda subasta de la semana sin tener efecto decisivo ni sobre la tendencia ni sobre los precios del dólar", sostuvo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La estrategia oficial que el Banco Central empezó a mostrar el jueves, cuando compró 20 millones de dólares por primera vez en 19 meses, muestra que la intención oficial no es defender un piso determinado, sino sólo evitar que la cotización caiga más de lo deseado y se genere "atraso cambiario".

Aun así, si las condiciones de mercado (y la evolución de la inflación) lo facilitan y se mantiene o acentúa la presión bajista del dólar, el acuerdo suscripto con el FMI le concede al BCRA la posibilidad de negociar un aumento de la intervención diaria hasta US$150 millones, planteados en origen para esta posibilidad y luego prudencialmente recortados a un tercio.

El volumen operado, $533 millones, se ubicó por debajo de las ruedas previas y del promedio semanal, que fue del orden de los $900 millones.

Este viernes se observó que la oferta privada volvió a superar a la demanda, como ocurre desde principios de mes, y eso llevó al tipo de cambio a la baja.

El tope que puede adquirir la entidad monetaria son US$ 50 millones.

"Si el tipo de cambio se ubicara por debajo de la zona de no intervención, la meta de base monetaria se incrementará con las compras de dólares realizadas mediante licitaciones del BCRA".

  • Monte Muniz