El dólar volvió a bajar

Por otro lado, el dólar interbancario o mayorista cayó a 37,08 este jueves y comenzará a operarse el viernes casi 30 centavos debajo del piso de la banda de no intervención, que será de 37,379 pesos.

Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios señaló que la oferta de divisas sigue siendo fuerte: "la exportación cerealera sigue liquidando un promedio de 75 millones diarios y el resto son de bancos que desarman posiciones y/o ingresos de inversores". La autoridad monetaria compró US$20 millones en una subasta, a un precio promedio de 37,3050 por dólar, según personas cercanas al asunto.

Diego Martínez Burzaco, de MB Inversiones, evaluó a PERFIL que está "bien que el BCRA actúe con prudencia y que haya salido a comprar porque cumple con lo que había dicho de intervenir cuando perforara el piso, pero tiene que ser todo gradual" y estimó que "es probable que de no mediar ningún shock externo" el dólar en los próximos días puede seguir por debajo de la zona de no intervención.

Ya para diciembre se espera que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubique en torno del 2,5% mensual, que irá disminuyendo gradualmente hasta alcanzar el 2% al terminar el primer trimestre, de acuerdo con el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

En la licitación de Leliqs de ayer adjudicó $ 140.353 millones a una tasa de 58,11%, la más baja desde que arrancó el plan monetario, mostrando un marcado descenso frente a una semana atrás, cuando estaba en 59,28%.

En el mercado de futuros Rofex se operaron 636 millones, de los cuales más del 45 % se pactó en los plazos de enero y febrero.

El Banco Central intervino en el mercado cambiario luego de que el dólar se escapara de la banda de flotación.

Desde que se puso en marcha el nuevo esquema monetario, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) no había realizado ninguna intervención. La situación actual, a su criterio, está relacionada a múltiples factores que van desde la baja en la actividad económica, la falta de financiamiento por las elevadas tasas y, por ende, la baja demanda de divisas. Así, la entidad volvió a mover las fichas para bajar levemente las tasas.

Buteler se pregunta cuál es la lógica de seguir retirando pesos y pagar una tasa del 58%, mientras se emite para comprar dólares.

  • Monte Muniz