Expulsan al italiano Cesare Battisti, condenado por cuatro homicidios

Según el primer ministro Giuseppe Conte, un avión italiano se dirige ya hacia Bolivia con el objetivo de asumir la custodia de Battisti y llevarle de vuelta a Italia.

Prófugo desde el mes pasado, Battisti, de 64 años, fue condenado en su país de origen a cadena perpetua por homicidios durante acciones violentas en la década de los 70.

Mientras, el ministerio italiano del Interior informó este domingo en Roma que un avión con policías y miembros de los servicios secretos a bordo salió hacia Santa Cruz, a la espera que Bolivia decida la expulsión de su territorio.

En el momento de su detención no opuso resistencia, respondió en portugués y mostró un documento de identidad brasileño.

"En las próximas horas, este súbdito italiano, será entregado por parte de Interpol Bolivia a Interpol Italia para ser trasladado en un vuelo enviado por las autoridades de Italia", dijo en rueda de prensa el ministro de Interior boliviano, Carlos Romero, en la sede de Interpol en Santa Cruz (este).

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro felicitó a las autoridades de Bolivia por la captura del activista de izquierdas italiano Cesare Battisti, condenado a cadena perpetua por cuatro asesinatos en su país y declarado prófugo de la justicia.

Esos cargos están relacionados con el proceso a raíz del cual Battisti fue detenido temporalmente en octubre del año pasado en la frontera con Bolivia por cargar consigo unos 6.500 dólares en efectivo. "Finalmente se hará justicia al asesino italiano y compañero de ideales de uno de los gobiernos más corruptos que ya existieron en el mundo (PT)", indicó Bolsonaro en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, su habitual medio de comunicación.

Según el diario Corriere della Sera, el fugitivo fue localizado el sábado por la tarde en la calle, por un equipo especial de Interpol.

Tras la orden de captura, el entonces presidente de Brasil, Michel Temer, firmó el decreto de extradición el 14 de diciembre a pocos días de terminar su mandato.

Exmiembro del grupo Proletarios Armados por el Comunismo (PAC) durante los "años de plomo" en Italia (marcados por atentados de organizaciones de derecha y de izquierda, entre ellas las Brigadas Rojas) Battisti fue juzgado en ausencia en 1993 y condenado a perpetuidad por cuatro homicidios y complicidad en otros asesinatos a finales de los años 1970.

Vivió 15 años exiliado en Francia protegido por el gobierno socialista de Francois Mitterrand, donde se convirtió en exitoso autor de novelas policiales. A mediados de los 90 se vio obligado a partir a México y en 2004 llegó a Brasil.

Fue arrestado en Río de Janeiro en 2007 y el gobierno italiano solicitó entonces su entrega, pero el entonces presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva le concedió asilo en 2010.

Lula negó la extradición de Battisti el último día de su segundo mandato -el 31 de diciembre de 2010- a pesar de que el Supremo la había autorizado desde 2009 en un fallo no vinculante.

Se casó con una brasileña con quien tuvo un hijo en 2013.

La victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de Brasil precipitó los acontecimientos.

  • Leon Brazil