K2-288Bb: descubierto nuevo planeta que dobla a la Tierra en tamaño

Los datos indican que este 'nuevo mundo' tendría aproximadamente el doble del tamaño de la Tierra y, además, estaría ubicado dentro de la zona habitable de su estrella donde el rango de distancias orbitales indica la posible existencia de agua líquida en la superficie.

La revista The Astronomical Journal publicó que según datos del telescopio espacial Kepler de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), el nuevo mundo podría ser rocoso o rico en gas similar a Neptuno.

Según lo reseñado en el portal web Unocero.com, este exoplaneta se encuentra aproximadamente 244 años luz de la Tierra, tiene un período orbital de 27.36 días y una temperatura de equilibrio que podría rondar los 60 grados centígrados.

Este planeta tarda 36 días en completar una órbita en torno a la estrella tipo K, de una masa equivalente al 80% de nuestro sol, según la Nasa. Así fue como hacia 2017 los voluntarios adheridos al proyecto hallaron evidencias de lo que podía ser un planeta en órbita que se movía alrededor de su estrella.

"Es un descubrimiento muy emocionante debido a cómo fue encontrado, su órbita templada y porque los planetas de este tamaño parecen ser relativamente poco comunes", dijo Adina Feinstein, estudiante graduada de la Universidad de Chicago que habló sobre el descubrimiento el lunes 7 de enero. en la 233 reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Seattle.

Cuando Huang dice "en tránsito" se refiere a la forma en que el Transiting Exoplanet Survey Satellite persigue el rastro, ya que es capaz de detectar el paso de un planeta por delante de su estrella anfitriona, lo que provoca una caída en su brillo y delata su presencia.

“Los tres planetas tienen un tamaño más pequeño que Neptuno y están a unos 100 años luz del sistema solar”, dijo Chelsea Huang, científica del Instituto de Tecnología de Massachussets y parte del equipo de investigación.

Los grandes descubrimientos no siempre provienen de las brillantes mentes de científicos de renombre. Esto es lo que pasó con K2-288Bb.

"Finalmente, volvimos a ejecutar todos los datos de las primeras campañas a través del software modificado y luego volvimos a ejecutar la búsqueda del planeta para obtener una lista de candidatos, pero estos candidatos nunca fueron inspeccionados visualmente", explicó Schlieder, coautor de la papel.

Joshua Schliede argumenta que "inspeccionar o examinar los tránsitos con el ojo humano es crucial porque el ruido y otros eventos astrofísicos pueden imitar los tránsitos".

En los tan solo ocho meses desde que entró en órbita TESS, el telescopio cazador de mundos de la NASA, ha descubierto ya tres candidatos que se han confirmado como exoplanetas. "Los ojos de los científicos ciudadanos hicieron que este hallazgo sea extremadamente valioso", añade Feinstein.

  • Buena Jesus