Niñera llevó a un bebé muerto a McDonald's vestido con un abrigo

La madre explicó a las autoridades que había dejado a su bebé y otro hijo al cuidado de Tietsort.

Según su testimonio, fue a recoger a sus hijos a las 21:20 horas, y la niñera se lo entregó en la silla de seguridad del carro, con cobijas y un sombrero que le tapaba los ojos, por lo que pensó que estaba dormido.

Al entregarla, Marissa Tietsort la colocó en el asiento para bebés de la parte trasera del auto de la madre, argumentando que estaba durmiendo pero no fue hasta que la señora se detuvo en una lavandería cuando notó que su hija estaba muerta. Ella entregó el bebé a su madre con mantas y un sobrero para taparle los golpes que le había ocasionado, relatan medios estadounidenses.

Aproximadamente dos horas después, la madre del bebé recibió un mensaje de texto de Tietsort, en el que ella le contó que un sitio web de noticias local publicó un artículo en el que decía que había sido acusada de abuso infantil y que no debía tener contacto con niños. Cuando ella intentó sacarlo del vehículo, se dio cuenta que no respiraba y estaba frío. Según le dijo, se había caído, pero los médicos indicaron que esa posibilidad no era creíble debido a la naturaleza de las lesiones, según WSAW-TV.

Después llegó su novio y no le comentó nada de lo ocurrido, colocó al bebé en el carro y se fueron a comer. Su última víctima fue un bebé, quien murió el 18 de octubre pasado tras recibir varios golpes en la cabeza. Después de devolverle el niño a su madre, Tietsort, su novio y su hijo fueron a nadar a un hotel local, continuo la denuncia. Por este caso, se le presentaron cargos, justamente los que ella misma le reveló a la madre en el mensaje que le envió. Soy una gran madre, declaró Tietsort ante una corte federal. Los récords en línea de la corte, a los que tuvo acceso People, confirman que Marissa Tietsort fue acusada de homicidio intencional en primer grado el viernes.

Pero éste no es el primer crimen de la que se le responsabiliza.

La mujer, que está embarazada de su sexto hijo, también enfrenta cargos por abuso infantil en contra de una niña de 11 meses que estaba bajo su cuidado en agosto, pero no fue arrestada hasta octubre con la muerte del bebé.

Antes, en 2017, otro bebé de tres meses había sufrido una fractura de cráneo cuando estaba bajo su cuidado., según la emisora WSAW. En consecuencia, le pidió que no le dijera a nadie que trabajaba como niñera.

  • Leon Brazil