ONU manifiesta disposición de ampliar colaboración con Venezuela

El mandatario reiteró su llamado a cesar la diatriba política, "que cese la diatriba y el conflicto inútil, estéril e innecesario, hay una diatriba estéril, inútil, innecesaria, que trata de escalar hacia una situación de confrontación total en Venezuela, debemos nosotros atajarla a tiempo y promover un diálogo, social, cultural, político, institucional, de respeto, de reconocimiento mutuo".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sostuvo este sábado una reunión de trabajo con representantes del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno), en Caracas (capital), donde se revisó el avance de los programas sociales en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del Plan 2030 del cual la nación suramericana hace parte.

Además de pedir ayuda alimentaria y para salud, Maduro solicitó a la ONU recursos para el plan "Vuelta a la patria" que lanzó en septiembre pasado para el retorno voluntario. "Ojalá la ONU cree en privado las condiciones para un gran diálogo de paz".

El Gobierno de Maduro y la oposición ya entablaron una mesa de negociaciones a finales de 2017, pero esta acabó sin resultados a principios de 2018 cuando ambas partes se acusaron de romper los primeros acuerdos alcanzados y el antichavismo se negó a firmar un documento de compromiso por considerarlo contrario a sus reclamos.

Las declaraciones de Maduro surgen después de que la oposición y numerosos países anunciaran que no reconocen la legitimidad del nuevo mandato que juró el jueves ante el Supremo el líder chavista, que le mantendrá en el cargo, al menos, hasta 2025.

Este sábado, el Gobierno venezolano se reunió con referentes de la ONU quienes se ofrecieron a ayudar en la crisis económica y humanitaria que atraviesa el país.

Arreaza señaló que este encuentro podría darse durante una cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que realiza reuniones anuales desde 2013 y cuya presidencia pro témpore reposa en el mandatario salvadoreño y aliado de Maduro, Salvador Sánchez Cerén.

Trece de los catorce países del Grupo de Lima, críticos con la Administración del presidente venezolano, señalaron hace una semana que no reconocen la legitimidad de Maduro, reelegido en unos comicios que tachan como "fraudulentos". En ese sentido, manifestó "todo su apoyo" al Gobernante para lograrlo.

"Tenemos el respaldo social y el acompañamiento internacional, ahora toca armar ese rompecabezas", aseveró.

  • Leon Brazil