¿Preparados para la primera lluvia de estrellas Cuadrántidas?

Si bien las cuadrántidas son observables desde el 27 de diciembre hasta el 10 de enero, estas, como el resto de lluvias de estrellas, tienen un pico que, según cálculos de la Organización Internacional de Meteoros (IMO), tendrá lugar en la noche del 3 al 4 de enero y durará solo unas horas.

Las cuadrántidas tienen el potencial de ser la lluvia de estrellas más potente del año, pero, por lo general, la corta duración de su actividad máxima, esta vez unas cinco horas, y el mal tiempo que se experimenta a principios de año suponen dos hándicap.

Son restos de partículas de polvo, que dejan los cometas en su órbita al entrar a la Tierra, estos se volatilizan creando el efecto luminoso de las estrellas fugaces; estas estrellas o partículas de polvo en realidad son meteoros. Sin embargo, reciben el nombre de la desaparecida constelación de Quadrans Muralis, que ocupaba parte del actual Boyero.

Un meteoro caerá cada cuatro minutos, algunos de ellos muy brillantes y espectaculares.

Los meteoros atravesarán el cielo a unos 42 kilómetros por segundo, por eso, expertos recomiendan observar las Cuadrántidas lejos de las grandes urbes y preferiblemente poco después de la medianoche.

La Sociedad Americana de Meteoros (AMS, por sus siglas en inglés), destaca que esta lluvia de meteoros se observa mejor durante la última hora antes del amanecer, con una tasa de seis por hora.

Esta variación depende de muchas cosas: de la hora, del lugar elegido para la observación y de lo oscuro que sea, de la meteorología o de la agudeza visual del observador.

La próxima lluvia de estrellas serán las Líridas, con un pico de actividad las noches del 21 y 22 abril.

  • Buena Jesus