Trump viaja a la frontera con México para defender su polémico muro

El presidente estadounidense, Donald Trump, denunció este martes 8 de enero que hay una creciente crisis en la frontera entre Estados Unidos con México, en una intervención solemne desde la Oficina Oval de la Casa Blanca, la primera desde su llegada al poder. Por otra parte, canceló su asistencia al Foro Económico de Davos en Suiza debido a la crisis. Asegura que ello le daría autoridad para ordenarle a las fuerzas armadas construir la muralla. "Pero a mi me importa", expresó, al volver a plantear la idea de declarar una emergencia nacional para construir su muro.

Los demócratas acusan a Trump de usar tácticas de amedrentamiento y de propagar información engañosa sobre la situación fronteriza para cumplir con una promesa de la campaña de 2016 mientras prepara su carrera para la reelección en el 2020. El tercer día, Trump se ofrecería a eliminar esa regla a cambio de un pago único de entre 5.000 y 10.000 millones de dólares.

Analistas advierten que esta decisión de Trump sería impugnada en los tribunales por extralimitación presidencial, por lo que el proyecto del muro podría quedar bloqueado.

"Nunca dije y nunca quise sugerir que Mexico iba a extender un cheque y ellos van a pagar por el muro". LEA TAMBIÉN:El día que Donald Trump dijo que si un muro estaba frente a ti lo atravesarasSeñaló que con un muro dejarán de entrar drogas y miles de delincuentes, entre los que mencionó a la M-13 (Mara Salvatrucha).

"Acabo de salir de la reunión con Chuck y Nancy, una pérdida total de tiempo", indicó Trump en su cuenta de Twitter al tiempo que los líderes demócratas se quejaban de que el gobernante hubiera dado por terminada abruptamente la reunión. El encuentro en la Sala de Crisis de la Casa Blanca duró apenas 14 minutos.

El mandatario estadounidense señaló que, sin embargo, todavía falta que el Congreso ratifique el acuerdo comercial, que podría ser vetado por los demócratas, quienes tienen mayoría en la Cámara de Representantes tras las elecciones de noviembre pasado. Pelosi dijo que no. Trump dio un manotazo en la mesa, apuntó el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

"No golpeé la mesa".

Se espera que el gobierno federal estadounidense permanezca parcialmente cerrado al menos hasta el...

La administración pública funciona a medio gas desde el pasado 22 de diciembre porque el Congreso, tanto los demócratas como algunos republicanos, se ha negado a financiar el polémico muro, haciendo naufragar así el acuerdo sobre el nuevo techo de gasto. McConnell dijo en el Senado que los demócratas apoyaron construcciones fronterizas bajo la presidencia de Barack Obama, pero que se oponen a una ahora y deberían "buscar tratamiento para su asombrosa alergia política a la seguridad fronteriza".

  • Leon Brazil