Vendió un riñón para comprar un iPhone y ahora está discapacitado

Un joven chino de apellido Wang vendió su riñón derecho para poder comprar un iPhone y un iPad, y según reportan medios chinos, y hoy sufre serias consecuencias de salud.

A pesar de los riesgos y la ilegalidad del negocio, Wang dijo que sí al intercambio y cedió su órgano con una operación en una clínica clandestina, con los que recibió más de 22 mil yuanes (2,17 millones de pesos chilenos), mientras que los receptores del órgano ganaron 160 mil yuanes (27 millones de pesos chilenos). Su órgano lo vendió por internet en un espacio donde personas desconocidas ofrecían productos de tecnología, entre ellos de la firma Apple, a cambio de obtener órganos del cuerpo.

Recientemente ha trascendido que a las pocas semanas de la cirugía, la salud de Wang comenzó a deteriorarse y en la actualidad se sabe que a sus 25 años no puede caminar y vive postrado en la cama de un hospital con atención médica las 24 horas del día. Sus padres descubrieron todo cuando vieron que poseía estos dispositivos y le preguntaron con qué dinero los había adquirido. Ocho años más tarde, está en cama y tendrá que pasar el resto de su vida conectado a una máquina de diálisis. Ante la revelación del adolescente, decidieron denunciar el caso ante las autoridades.

Los tres intermediarios que pusieron al joven en contacto con los médicos fueron condenados a penas de entre 3 y 5 años en prisión, tres años para dos de los médicos presentes durante la intervención. La familia de Wang recibió alrededor de $216,542 como indemnización, según informó el Xiaoxiang Morning Post.

En 2011 su historia dio la vuelta al mundo.

  • Leon Brazil